10 consejos para quien trabaja en casa

smile la vida es pink

Hay que estar alerta para no caer en la trampa silenciosa que el confortable Homeoffice nos tiende . Es importante cambiar el chip y tener algunos conceptos claros desde el principio si quieres trabajar en casa.

Trabajar desde el hogar tiene sus ventajas como la reducción de gastos adicionales en combustible y dietas, y un gran ahorro al fin de mes. Además de evitar diversas situaciones de estrés como el tránsito, la búsqueda de aparcamiento, los imprevistos…

Pero trabajar en casa requiere mucha organización y fuerza de voluntad. La tentación de trabajar en pijamas, chequear las redes sociales a menudo o distraerse con tareas del hogar son un veneno para la productividad.

La gracia de la disciplina es que sólo molesta a principio, después te acostumbras y no cuesta esfuerzo. Sólo hay que tener las cosas claras.

Para las que desean triunfar con su “Homeoffice” sin morir en el intento, aquí os dejo un listado de 10 de buenas prácticas y consejos para que no se os escape la productividad en el trabajo:

❤.❤.

1. El lenguaje es importante:

Jamás digas: Trabajo en casa. Es mejor decir: Mi despacho está en mi casa. Primero porque te mentalizas. Segundo porque suena más profesional y tercero porque así no entrarás en la lista de familiares y amigos como aquella persona disponible para recoger a mi hijo o hacer recados y favores. ¡Hello Homeoffice !

2. La ropa:

Cambiarte antes de empezar tu jornada ayudará a tu cerebro a comprender que ha cambiado de escenario, y que ahora toca estar más productivo. Trabajar en pijama con la taza de chocolate caliente y el gatito es permanecer en un escenario poco profesional que puede llevarte a bajar el ritmo de producción. Además de darte sueño…Despídete del pijama, y de los animales de compañía .

Trabajar en casa

3. Espacio:

Tu Homeoffice. Crea un ambiente organizado e inspirador( puedes inspirarte un poco en Pinterest). Una mesa limpia y directa sin distracciones, sin tazas de café sucias y envoltorio de bombones, sin cables o facturas de la casa, sin juguetes de los niños. Lo más minimalista posible, pero con todo lo esencial a mano. Un espacio separado del uso común y bien iluminado para tu trabajo. Obs: a veces es sano hacer un cambio de ubicación y llevar el notebook un rato a tomar el sol en el jardín. : )

4.Comunicación:

Intenta mantener contacto con compañeros, clientes y superiores relacionados con tu trabajo, por lo menos una vez al día. Para evitar la desconexión. Evita aislarte.

5. Pausas:

Céntrate en bloques de trabajo y de vez en cuando haz pausas. Puedes agendarlas, y cronometrarlas con el móvil. Respecta estos ratos de descanso: Medita, haz deporte, aquí si que esta permitido revisar tus redes sociales y te lo mereces, por disciplinada. ¡Venga! Relaciónate un poco mujer : ) Tómate una taza de té rooibos, saborea y aprovecha la energía de una manzana. Respecta los tiempos de descanso. ¡Cuídate!

Pausa - gestión del tiempo en el trabajo

6. Horarios:

La disciplina para ti debe ser sagrada. Empieza siempre a la misma hora. Habitúa tu cuerpo. Por supuesto ¡no te saltes el desayuno! Procura establecer horarios coherentes. Es tentador crear unos horarios al margen del mundo pero debes tener en cuenta que algunos compromisos y exigencias del trabajo como llamadas, emails o conferencias se guían por los horarios comerciales. Respecta tu horario de salida y cambia el chip nuevamente. Sobrepasar los límites de tu jornada y hacer horas extras es improductivo.

 

7. Límites:

Establece límites claros.Limita tus horarios, limita tu zona de trabajo. Separa mundo profesional de mundo personal. Si tienes pareja e hijos explícales que cuando la puerta esta cerrada ellos no deben molestarte. Si no lo entienden puedes decir que si no entregas el trabajo a tiempo serás despedida y tendrás que vender sus juguetes para comprar comida… este es el sistema (un poco hard)que utiliza la editora Leigh Buchanan con sus hijos y bien, a ella le funciona. Es editora de una revista de éxito : )

8. Teléfono:

Dependiendo del tipo de trabajo, si recibes llamadas, es mejor tener dos líneas una línea profesional y una separada para la familia, siempre queda más profesional.

9. Metas:

No llega antes quien más corre si no quien sabe a donde va. Establece unas metas de trabajo diarias y semanales. Sé realista y ¡A por ellas!

10.Motivaciones:

Cuando estés cansada o desanimada acuérdate de tus motivaciones iniciales. ¿Qué es lo que más te motivaba de trabajar en casa? Evitar desplazamientos, no tener jefes, seguir tu propio ritmo… ¡Ánimos!

Espero que os haya gustado estas recomendaciones. Parece paradójico pero cuanto más disciplina más libertad.

Libertad de trabajar en casa

En Estados Unidos trabajar a distancia es un hecho, y la tendencia es que esta práctica se amplíe por el mundo, así que cada vez será más común que las empresa decidan tener una parte de su plantilla trabajando vía Online,desde su casa. No está mal entonces conocer algunos secretos para facilitar el proceso y tener éxito ¿verdad?

Para hacer mis posts me inspiro en mi experiencia personal pero también aprovecho la experiencia de libros y otros blogs. En especial para este post me inspiré en la experiencia personal de dos escritoras Freelance : Joelle Steinger ( E.U.A.) y Leigh Buchanan ( Brasil) Como me gusta traducir, tengo la costumbre de leer libros y blogs en inglés y portugués , por este motivo a veces me equivoco en la gramática, estas dos lenguas sumadas al catalán y castellano se me mezclan por lo similares y diferentes que son a la vez. Yo convivo con todas ellas así que si encontráis algún error espero que me perdonen : )

Como siempre los comentarios, recomendaciones, peticiones,sugerencias y críticas constructivas son bienvenidas 🙂

¡Muchas Gracias por llegar hasta aquí! ¡Feliz día del trabajo! ¡Un beso grande y hasta la próxima!

Anuncios

10 maneras de simplificar tu día a día en el trabajo

No importa si trabajas en casa o fuera de ella, existen maneras de simplificar tu día para que tus tareas no se acumulen y puedas mejorar tu productividad.

10 maneras de simplificar tu día en el trabajo


1. Empieza temprano

Si te fijas en las personas exitosas, cuando son entrevistadas explican que se levantan temprano. Despertarse un poco más temprano de lo habitual para hacer otras actividades facilitará tu día . Calcule 15 min. para cada actividad : duxarse, desayunar tranquilamente, leer el periódico( yo el Twitter :D) repasar tus emails, repasa tu agenda, todo con calma para evitar el estrés, así ya has ganado tiempo. Mi consejo es que añadas 15 minutos extras para los imprevistos. Ahora ya puedes calcular cuanto tiempo necesitas desde la hora que te despiertas hasta cuando sales por la puerta. Calcula bien tu recorrido hasta el trabajo también. Si te cuesta despertarse puede que te falte vitaminas o horas de sueño. En tu día de fiesta duerme hasta cuando te despiertes naturalmente sin despertador, así sabrás cuantas horas de sueño necesitas para un buen descanso. A la hora de acostarse intenta ser coherente con tus cálculos.

2. Haz una pequeña TO-DO List diaria

Una TO-DO list no es más que una lista de tareas. Cuando tienes muchas tareas apuntadas puedes liarte y la lista pierde su eficácia. Intenta no sobrecargar la lista de cosas … Esto nos lleva al siguiente ítem de nuestra lista…

3. Prioriza tus tareas

Defina apenas tres prioridades – aquellas tres cosas que, si no lo haces, el mundo se acabará : ) dedícate a ellas. Cuando termines, podrás enfocar tu atención en las demás tareas de tu TO-DO list del día. Un consejo, una vez hecha las tareas más importantes, haz las tareas que más rabia te dan. Por ejemplo, si tienes que llamar a un cliente que siempre se enfada, y lo sabes, ¡pues hazlo cuanto antes! Este paso es completamente aliberador.

4. Haga una cosa de cada vez

El mito de la persona multitarea está caiendo por los suelos. Apesar de ser una excelente cualidad, cuando necesites concentrarse en algo, dedícate solamente a ello. Ser multitareas en estos casos conlleva a la perdida de cualidad.

5. Haz pausas

Haz una pausa de 10 a 15 minutos a cada dos horas para respirar, beber água y relajarse um pouco. Esto aumenta la produtividad .

6. Divida tus días en bloques de tiempo

Más o menos así:

Mañana – antes de salir de casa.

Mañana – en el trabajo.

Mediodía – en casa.

Tarde –en el trabajo.

Atardecer – en casa.

Noche – antes de dormir.

De esta forma, es más fácil encajar acciones y prioridades en la página diaria de tu agenda, como también te permite visualizar y recordar.

7. Utilice un buen gestor de projetos y tareas

Sin duda uno de los secretos para simplificar tu trabajo es ser organizada. Existen muchas herramientas para gestionar tus tareas y proyectos, desde la tradicional agenda de papel hasta el más avanzado smartphone. Debes buscar el sistema que más se adapte a ti. *Nota importante: No mezclar la agenda de trabajo con la particular.

8. Mantenga tu mesa de trabajo limpia

Trabajar en un ambiente sin trastos es la mejor forma de evitar estrés en tu día a día. Retira de tu mesa todo lo que no sea estrictamente necesario y trabaje con lo mínimo. En 15 minutos eres capaz de sacar los objectos sobrantes de tu mesa. Se minimalísta, evita la polución visual.

9. Evita distracciones

Desconecta los molestos notificadores de e-mails, mensajes, redes sociales, SMS y, si posible, tu teléfono particular. Cada vez que el teléfono suena la concentración se pierde y para rendir necesitas estar concentrada, desactiva todo. Organiza tu día de forma que puedas chequear tus e-mails en determinados momentos, pero no todo el tiempo. Realmente, nadie puede trabajar tranquilo con distracciones constantes.

10. Reserva el final de tu jornada laboral para planificar el día siguiente

Con la agenda en manos, revisa tu día, observa si todas las prioridades han sido cumplidas, si han quedado temas importantes o urgentes para solucionar, distribuye las tareas pendientes para el día siguiente, prestando especial atención a tus horas de mayor actividad. * Importante: Todos tenemos algunas horas en que nuestro rendimiento sube y estamos más activos, en esta franja anota las actividades que exigen mayor concentración por tu parte. Recuerda separar momentos para revisar e-mails etc. Todo agendado y controlado. * Nota ” muy Importante”: No lleves trabajo a casa. (Totalmente prohibido) C ierra la agenda. Esta agenda se queda en el trabajo. Puedes desconectar e ir tranquilamente a casa : )


Simplificar tu vida en el trabajo


¿Cuál es tu opinión?

¿Cómo lo haces para simplificar tu día? ¿Tienes algún buen consejo ?Compártelo con nosotras en los comentarios : D

Un beso grande y hasta pronto